Foro de Rol Fantástico-Steampunk, año 1868
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Entre pitos y flautas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Lucille Redrock
Miliciano
Miliciano
avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 20/09/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Entre pitos y flautas   Dom Oct 24, 2010 10:08 pm

- ¿Ha visto usted a un chico, alto, cabello rubio, con unos lentes por aquí? - le pregunte a una de las señoras que atendía uno de tantos puestos en la calle principal. Desde unos días nos habían reportado sobre un joven irresponsable que estaba causando muchos disturbios por todo Athion y como buena novata que era, la sargento y Melanie me mandaron a mi a por el.

"Ha ido por ahí, usted sabe con la maddame" dijo la señora con un gesto de horror "¿No debería ir algun hombre a por el?" la señora continuó, marcando el momento justo para que yo me fuera - No necesariamente, gracias - comence a avanzar rapidamente hacia el lugar, sin importarme las miradas que me lanzaba la gente, ya sabia yo que era tan hermosa que no podian despegar la mirada de mi.

Entre al lugar, el ambiente cambio de inmediato, estaba escondido y había que cruzar varias casas con poca actividad para llegar al dichoso burdel. En cuanto llegue busque a la madame, quien sorprendida decidio atenderme de inmediato.

"Señorita, en que le puedo ayudar" No se me escapo el tono que utilizaba con el señorita, pero lo deje pasar, porque yo era así de complaciente.

- Vengo buscando a mi prometido... - fingí estar enojada - me han dicho que ha venido aqui... como es capaz de engañarme frente a todo Athion y ni siquiera tiene con que pagar! - me hice la sufrida y añadí la ultima frase para que la madame decidiera sacarlo de inmediato.

"No puede ser, señorita perdoneme... ahora mismo pido que lo dejen de atender" la señora hizo un gesto de moverse e ir por el.

- No, no, permitame a mi hacerlo... - le dije interrumpiendo sus acciones - ¿en donde esta? - pregunté y la señora señalo con la mano la quinta puerta que había a lo largo del pasillo.

Asentí con la cabeza y empece a caminar hacia la puerta, cuando llegue a la quinta suspire y mire hacia la señora. Estaba bien que me gustara desafiar las reglas, pero... esto... era insoportable.

- Pero si seras capaz! Engañarme con una cualquiera! Con lo hermosa que soy! Vistete ahora! - exclame al abrir la puerta y evitando mirar directo hacia donde los cuerpos estaban, eso si que no estaba en el anuncio de la guardía. Fingí ser la prometida enfadada, para que la madame pensara que si lo era. Si mostraba que era de la guardia, seguramente en unas horas el burdel habría cambiado de lugar.

- Anda! que vamos a casa a que te de tu merecido! - le dije al chico aun sin atreverme a mirar hacia donde el estaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Louie Christen
Asesino
Asesino
avatar

Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 22/10/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Dom Oct 24, 2010 10:51 pm

El burdel era el sitio favorito de Louie de todo Athion. Se juntaban sus dos mayores aficiones en una: bebida y mujeres. Y así se encontraba, con unas cuantas copas de más encima, un brazo rodeando a una cortesana y estando inclinado sobre la otra, con su otra mano en un sitio algo más indecente. Si seguía así, no tardaría en fundirse todos los drakens que había ganado con su último trabajo...

- Pero si seras capaz! Engañarme con una cualquiera! Con lo hermosa que soy! Vistete ahora!

Louie levantó la mirada, y observó por encima del asiento en el que se encontraba. Había una chica joven en la entrada, como sin atreverse a mirar por miedo a lo que estuviera ocurriendo dentro. Louie, viendo una oportunidad, aprovechó para, tras sobetear un poco más durante un par de segundos, levantarse, dejando unas monedas donde antes había estado sentado.

-Mi amor, ¿así que me andabas buscando? ¡Solo estaba aquí con un par de amigas! ¡O cuatro, según como se mire! - se río de su propia broma y se acercó con un par de gráciles zancadas, tomándola en sus brazos. De cintura para arriba estaba desnudo, con la camisa aún entre las dos cortesanas, pero no le importó. Total, tenía unas cuantas manchas de sangre, y no podría deambular tranquilo por Athion. La forzó a inclinarse hacia delante, haciendo él lo mismo, y sin pedir permiso, la besó, deleitándose durante un par de segundos que se notaban forzados deliberadamente -. Venga, vámonos de aquí - se giró hacia las dos cortesanas y les guiñó un ojo, indicándoles que volvería cualquier otro día, lo antes posible -, que tenemos que volver a casa, ¿no es así, cariño?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucille Redrock
Miliciano
Miliciano
avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 20/09/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Lun Oct 25, 2010 11:31 am

"Mi amor, ¿así que me andabas buscando? ¡Solo estaba aquí con un par de amigas! ¡O cuatro, según como se mire!"

- Si claro, no me vengas con esos cuentos... ya verás... - dije mirando con el rabillo del ojo a la madame, la cual estaba calmando a otros clientes que se quejaban por el alboroto. Sonrei un poco, no consideraba un burdel un lugar propicio para nadie y consideraba a esas chicas unas muertas de hambre, nada les costaba dedicarse a tejer o podrían buscarse un trabajo como ayudantes de la guardía de la ciudad.

Mi distracción me costo caro. El acusado me había tomado de mi cintura y ahora me daba un beso un tanto forzado. Sabía a alcohol y alguna otra cosa que ni quería imaginar. Cuando me solto, yo le di una cachetada. -Y todavía te atreves a robarme un beso! - volví a darle otra cachetada, al mismo tiempo que intentaba eliminar cualquier rastro con mi camisa.

" que tenemos que volver a casa, ¿no es así, cariño?" yo me pasaba el cuello de mi camisa sin cesar sobre mi boca, era desagradable, de seguro ahora mi hermoso rostro iba a estar rojo de tanto tallarme y por su barba de tres días.

- A que te de tu merecido... andando! - dije empujandolo del hombro pero al mismo tiempo sujetandolo, no quería que saliendo de aquel lugar escapara.

- Madame, muchas gracias. Por favor, no vuelva a recibirlo, le aseguro que este tipo esta tan roto que no puede pagar ni una camisa usada. - le dije mientras empujaba al chico. La señora solo asintio con la cabeza, algo me decía que ella sabía que el si podía pagar el servicio.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Louie Christen
Asesino
Asesino
avatar

Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 22/10/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Lun Oct 25, 2010 11:49 am

- A que te de tu merecido... andando!

A la chica no había parecido gustarle el beso de Louie. Él simplemente suspiró mientras se dejaba arrastrar sin oponer resistencia, hasta que, una vez estuvieron junto a la madame.

-Madame, muchas gracias. Por favor, no vuelva a recibirlo, le aseguro que este tipo esta tan roto que no puede pagar ni una camisa usada.

-Venga ya, cariño, ¿quién te crees que te paga estos trapitos tan lujosos? - replicó Louie, sonriendo. Se deshizo de los empujones con un par de gráciles y ágiles movimientos, para nada dignos de un borracho, y se colocó a su lado, dando una pequeña cachetada en el trasero de Lucille, antes de tirar de la falda ligeramente, para que la madame pudiera admirar la tela -. ¡No cualquiera con un sueldo normal puede permitirse una falda como esta! - y antes de seguir, se giró de nuevo hacia las cortesanas, que se habían asomado por el pasillo a despedirlo -. ¡Además de que es un desperdicio! ¡Total, en cuanto lleguemos a casa acabará tirada en cualquier esquina! Ya sabes que la ropa no es más que un estorbo...

Antes de que nadie pudiera reaccionar, se movió rápidamente hasta la barra del burdel y agarró dos botellas de cerveza. Era una bebida sencilla, pero la que había más a mano. No se quejaría: al fin y al cabo la estaba consiguiendo gratis...

-¡Apúntaselo a Clark Rogers! ¡Él invita a todo el burdel a otra ronda más! - anunción, antes de salir corriendo por la puerta, dejando atrás a su captora. Clarck Rogers era otro habitual de aquel local. Solía pelearse con Louie por las mismas cortesanas, y más de una vez la cosa había pasado a más que palabras, saliendo ambos bastante malheridos, pues ninguno de los dos sabía contenerse en las peleas.

Una vez salió a la calle, en vez de corretear, se giró hacia la puerta del burdel, y con un par de zancadas, apoyó un pie en la puerta de madera, el otro en una muesca en la pared, y se subió al tejado del burdel, donde se sentó tranquilo para beber con tranquilidad una de las botellas que le había robado a su némesis.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucille Redrock
Miliciano
Miliciano
avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 20/09/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Lun Oct 25, 2010 12:13 pm

"Venga ya, cariño, ¿quién te crees que te paga estos trapitos tan lujosos? " - Está claro que tu no lo haces...- espete, empujandolo cada vez con mas fuerza, aunque el simplemente se escapaba de ellos, incluso alcanzo a tomar un par de cervezas de la barra. No sin antes toquetearme. Y jalar mi falda, dejando en descubierto mi trasero.

-¿¡Pero que haces!? - exclame, apartando sus manos frias tanto de mi cuerpo como de la falda. - El que terminara en una esquina cualquiera serás tu - dije molestandome con la actitud del chico. Estaba dando todo un show, no solo a las chicas que trabajaban ahí, sino a varios hombres que acababan de entrar al lugar.

Pero eso no fue todo, el muy pillo ya corría a la salida, gritando el nombre de quien sabe que hombre, la madame solo se llimito a escribir el nombre y las cervezas. - Y ahora resulta que ya no me quieres! - grite corriendo detras de el, cuando sali al exterior, solo vi la gente usual del mercado y otras mas caminando, viendo las mercancias. No alcanzaba a ver a nadie corriendo.

- Desgraciado, se me ha escapado - dije mientras miraba a todos lados y sin fijarme intentaba acomodarme la falda, la cual gracias a el, cada que me movia, se desacomodaba. - Debí haberle hecho caso a Mica, usar algo mas debajo de la falda o usar solo pantaloncillos. Pero no van con mi hermoso cuerpo. - comence a hablar sola.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Louie Christen
Asesino
Asesino
avatar

Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 22/10/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Lun Oct 25, 2010 12:41 pm

- Desgraciado, se me ha escapado. Debí haberle hecho caso a Mica, usar algo mas debajo de la falda o usar solo pantaloncillos. Pero no van con mi hermoso cuerpo.

Louie sonrió, en una mueca que mezclaba diversión y decepción. ¿Un escondite tan sencillo como era el de estar "justo encima" y no era capaz de descubrirlo? Apuró la primera cerveza, pasándose una mano por la boca para limpiarse una vez la hubo terminado, y le dejó de pie, en el tejado. Bajó de un salto, sin dejarse oír por nadie, y se acercó sigilosamente por detrás.

Su sonrisa solo creció al ver como el cierre del cinto de la chica era trasero. Durante un par de segundos, se dedicó a beber la segunda botella de cerveza, para después dejarla en el suelo en silencio y acercarse por detrás a la chica.

Antes de asesino y cazador de magos, Louie había sido un ratero en las calles de Athion. Había aprendido que unos dedos rápidos y ágiles eran bastante más útiles que todo el carisma del mundo. De hecho, su primera cortesana se la había pagado a los dieciséis, robano a un viejo que iba hacia el mercado.

Desabrochó el cinto, con una daga bastante estandar y un saquito con unos cuantos drakens, y dio un par de pasos hacia atrás con cuidado de no agitar el saquito con el metal. Era algo casi rutinario; si quería, podía marcharse de allí y no volver a verla nunca jamás. Pero aquello sería aburrido. Él todavía quería pasárselo bien y entretenerse, y mientras fuera a costa de la chica, mejor. Al fin y al cabo, era ella la que le había privado de la diversión que estaba teniendo...

Con un par de zancadas la rodeó hasta quedar delante suya, de forma casi instantánea. Su intención era buscar el sobresalto en la chica, algo que claramente consiguió. Tras un rápido vistazo le dedicó una sonrisa.

-Nunca llegarás a ser una buena miliciana si dejas que chicos como yo se te escapen. Y más si lo hacen con cosas ta valiosas como estas... Si yo fuera un indecente o un violento, ¿cómo podrías defenderte?- dijo, todavía sopesando si debía arrancarle la insignia del pecho o no. Le daría tiempo si lo hacía rápido, pero no quería pecar de avaricioso. Bastante había tenido robándole un beso y tocándole el culo, como para andar buscando también los pechos. Igual cuando decidiera que la chica era aburrida, o cuando estuviera excesivamente desprevenida...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucille Redrock
Miliciano
Miliciano
avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 20/09/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Lun Oct 25, 2010 12:53 pm

Lo había dado por perdido, ahora comprendía porque Mica me había mandado por el, era rapido y habil, y yo tenía que entrenarme. No había un mejor caso que aquel. Pero yo sabía que era tan buena como para poder con el, de alguna forma u otra.

Suspire, alzando la vista hacia el sol, deslumbrandome un poco, ya no tenía nada mas que hacer, tendría que esperar antes de ir en busca del chico en cada bar y burdel existente en Athion. En momentos como estos me arrepentía de no haberle hecho caso a mi madre y haberme dedicado a ser ama de casa y buen esposa.

- Pero tu eres perfecta y puedes hacerlo. - dije para mi misma, asintiendo con la cabeza. Dandome animos. Todo iba bien y estaba decidida a seguir con la busqueda cuando el chico aparecio delante de mi.

"Nunca llegarás a ser una buena miliciana si dejas que chicos como yo se te escapen. Y más si lo hacen con cosas ta valiosas como estas... Si yo fuera un indecente o un violento, ¿cómo podrías defenderte?" Mire mi cinto en su manos, yo lleve las mias hacia donde se suponía que debia de estar el cinto, no habia nada mas que tela.

- ¿Chicos como tu? Quisieras, tu solo puedes estar en dos lugares: un bar o un burdel, encontrarte es sencillo. - dije, estirando mi mano hacia donde el cinto estaba, intentando agarrarlo. -E indicente ya no eres - enseguida intente darle una patada en sus partes nobles, mientras me estiraba por el cinto.

((Lo ideal seria que se la diera... la patada... aunque sino se la daria en las espinillas xDDD))
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Louie Christen
Asesino
Asesino
avatar

Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 22/10/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Lun Oct 25, 2010 1:04 pm

- ¿Chicos como tu? Quisieras, tu solo puedes estar en dos lugares: un bar o un burdel, encontrarte es sencillo.

La chica estiró la mano hacia el cinto. Louie dio un paso hacia atrás, evitando que lo cogiera. Sin embargo, no pudo prever la reacción violenta de la chica, y la patada dirigida a su entrepierna realmente sí que acertó en el objetivo, doblándose Louie sobre sí mismo. Era doloroso. Probablemente, aquello era más doloroso que todo el daño que había recibido en todos los combates que había tenido con Clarck Rogers al mismo tiempo.

Con un esfuerzo sobrehumano, evitó caerse al suelo, y le lanzó el cinto. Tratando de recuperarse, aprovechó el momento en el que la chica lo agarraba y estaba desprevenida para alcanzarla y forzarla a inclinarse hacia delante. Sus movimientos fueron bastante rápidos, aunque no tanto como era habitual, pues el desgaste ocasionado por el golpe se notaba bastante.

La besó de nuevo, siendo esta vez todo lo desagradable y obsceno que pudo. Puro instinto animal, nada de delicadezas o cariños, no como el otro que le había dado dentro del burdel. Aprovechó la postura para, con ua mano libre, golpear en sus piernas y dejarla en el suelo, no sin antes levantarle la falda para que quedara expuesta a todo aquel que pasara por la calle. Aquella era su venganza.

Desenfundando su daga, echó a correr. Estaba dispuesto a enfrentarse a ella si era necesario; tenía que estar preparado. Aunque en esos momentos, su principal preocupación era huír, y en su estado era complicado que fuera capaz de correr más rápido que la chica...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucille Redrock
Miliciano
Miliciano
avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 20/09/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Lun Oct 25, 2010 6:33 pm

Tome mi cinto que estaba en el aire, despues de que el chico lo soltará tras la tremenda patada que le había soltado. Sonrei de felicidad y lo mas rapido que pude volvía a colocarlo en su lugar, pero no fuí ni rápida ni tan habil. El aun de pie, volvio a besarme, esta vez haciendolo una experiencia de lo peor. De nuevo probe el sabor a alcohol que tenía su boca, sin mencionar su lengua parecía llegar a lugares inexplorados ((no pude evitarlo xDDDDD no se porque siento que si continuo, terminare al estilo Shinta xDDDDD))

Pero eso no era todo, no solo tenía que soportar sus "besos" sin poder hacer mucho, sino que con la torpeza de un borracho, logro hacer que yo cayera al suelo y en el camino, se levantara mi falda. No me importo el haber flasheado a medio mercado, estaba mas ocupada escupiendo en el piso, era una sensacion desagradable la que el chico había dejado en mi boca, la cual de nuevo sentía irritada por el roce de su barba.

- Pero a donde vas! - grite, bajando mi falda de una vez y echandome a correr tras de el, sacando mi daga, del cinto. "No volveré a usar falda en el trabajo, nunca mas" pensé mientras alcanzaba al chico, quien ni correr podía hacer de tan borracho que estaba.

En cuanto lo tuve a unos pasos de mí me lance sobre el. Mica me había enseñado esa tecnica, si los tenía en el suelo era mas facil neutralizarlos.

- Aaaargggh - grite al saltar hacia el, agarrandome como pude de su cuello y hombros. - Maldito, cae de una vez! - dije entrelanzando mis piernas en las de el, intentando que cayeramos hacia delante. ((Na na me tomare la libertad)) Lo cual no me costo trabajo. Una vez el estando debajo de mi, besando el suelo, intente quitarle la daga de su mano a base de "golpes" hasta que la soltara.

- Estas arrestado por causar disturbios en Athion, abusar y humillar a uno de los integrantes de la guardía de la ciudad, beber en público y asistir a casas de citas antes del medio día. Tienes derecho a guardar silencio. - comencé a recitar todos sus cargos, mientras intentaba tomar sus dos manos y atarlas en su espalda. La gente se había reunido alrededor de nosotros y algunos comenzaron a aplaudir ante el exito de la misión. Estaba claro que todos sabian que tan buena era y lo hermosa que me veía arrestando a alguien.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Louie Christen
Asesino
Asesino
avatar

Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 22/10/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Mar Oct 26, 2010 12:20 pm

Desde luego, con la patada en la entrepierna aún haciendo efecto sobre él, era incapaz de correr a una velocidad suficiente para perderla. Maldijo en voz baja su mala suerte mientras intentaba poner algún obstáculo pobremente en el camino de la chica que lo perseguía.

-Maldito, cae de una vez! - Louie suspiró cuando escuchó ese grito, sabiendo la que se le venía encima. Normalmente, se hubiera girado, hubiera interpuesto la daga entre el que estuviera saltando y él y no habría dudado en terminar allí con su vida. Claro que, en esos momentos, su mente no pensaba con claridad, además de que se negaba a matar a cualquier mujer que no fuera una maga... Sería un desperdicio...

La daga acabó rodando por la calle, él tirado, y Lucille encima suyo, golpeándole.

-Eh, oye, venga, va, tranquila, ¡que tengo mis derechos como ciudadano! ¡No puedes ir agrediéndome porque sí!

- Estas arrestado por causar disturbios en Athion, abusar y humillar a uno de los integrantes de la guardía de la ciudad, beber en público y asistir a casas de citas antes del medio día. Tienes derecho a guardar silencio.

-Vamos, novata, ¡no me jodas! ¡Que me han arrestado más veces en toda mi vida que a todas las personas que tu hayas arrestado, y juntas! Derecho a permanecer en silencio... ¡y una mierda! ¿Qué te crees, la autoridad? No debes ni haber salido de la academia, ¡joder! - gritaba y se revolvía Louie, intentando sacársela de encima. Todavía no había sido esposado, así que aún quedaba una posibilidad de librarse de aquella y poder escapar. Si no, tendría que convencerla con el diálogo -. ¡Sal de encima y vete a buscar a tu sargento, enana de mierda! ¡O alguien que se tome en serio su trabajo y sepa lo que hace! Porque te aseguro que como esto vaya a una comisión directiva, ¡estás más que jodida!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucille Redrock
Miliciano
Miliciano
avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 20/09/2010

Datos
Nivel: 1
Ocupación: transeúnte

MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   Jue Oct 28, 2010 1:31 am

"Vamos, novata, ¡no me jodas! ¡Que me han arrestado más veces en toda mi vida que a todas las personas que tu hayas arrestado, y juntas! Derecho a permanecer en silencio... ¡y una mierda! ¿Qué te crees, la autoridad? No debes ni haber salido de la academia, ¡joder!" dijo el chico, moviendose sin cesar debajo de mi, causando que a tiempos perdiera el equilibrio.

- Primero que nada, no se le habla así a una dama hermosa como yo y segunda, mejor aun también estas acusado de reincidir - dije, colocando mis rodillas en el piso, haciendo presion sobre su cuerpo con mis piernas, aunque no era sencillo mantenerme en esa posicion, el no dejaba de moverse.
-Comision directiva, si, si, si, claro, un pobre diablo como tu que no tiene credibillidad alguna cree que le van a hacer caso, que pena me das. Te recuerdo que estas frente a un miembro de la guardia de Athion, novata o no, lo sigo siendo - sonrei con satisfaccion antes de dedicarme a hacerle un nudo alrededor de sus muñecas. Lo cual también resulto ser muy dificil, jamas intentaria volver a hacer algo asi. Era mas sencillo dejarlos inconscientes y atarlos a que estuvieran despiertos.

((POr ende, el nudo que hizo no esta bien hecho, es posible que el logre zafarse.))
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Entre pitos y flautas   

Volver arriba Ir abajo
 
Entre pitos y flautas
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Locuras entre amigos (2)
» Marcelo Tinelli habló de la pelea entre Ricardo Fort y Flavio Mendoza
» La longitud del título del tema debe ser entre 10 y 255 carácteres[Razas]
» amistad entre el agua y el aceite
» Cambiaformas. Licantropos entre otros.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cornucopia :: Athion :: Calle Principal-
Cambiar a: